8 comentarios en “Foro No. 7

  1. CARMEN MONASTERIOS

    La protesta es un derecho adquirido por nuestra carta magna no se puede convertir en un delito sólo en dictaduras es posible es lo que nos Está pasando en Venezuela, para muchos ya todo Está perdido pero es justamente la voz de la protesta quien mantiene La esperanza de un pueblo que se resiste ser dominado por un grupo de delincuentes capaces de hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder, por eso la protesta no es tiempo perdido porque la única manera de decir lo que aquí está pasando y que el mundo se entere, además nuestra gente entienda que si es posible Una Mejor Venezuela

  2. Felipe Jiménez

    “Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos e insistanen ellos. Nútranlos y enriquézcanlos. . . Son lo mejor de nosotros. Denles vida”.
    Kofi Annan

  3. Felipe Jiménez

    “todos los derechos para todas las personas” esa es nuestra bandera, y parte justamente de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Un derecho es una condición indispensable para la realización del individuo y se vincula a este por la mera condición humana. Desde varios puntos de vista tienen un carácter irrevocable e irrenunciable. En los sistemas dictatoriales y totalitarios es común la violación a derechos fundamentales a causa de la persecución a opositores al régimen entre otras cosas, ahora defender nuestros derechos por muy cuesta arriba que sea la situación es más que un deber, una obligación. Muchos momentos de nuestra realidad dan la impresión de que somos la voz que clama en el desierto, sin la esperanza de ser escuchada, sin embrago abandonar la lucha conllevaría al fortalecimiento de los totalitarios. Ese debería ser un elemento a considerar a la hora de renovar las fuerzas y mantener la lucha. Bajo ningún concepto se puede considerar la defensa de nuestros derechos como tiempo perdido, al contrario, hacer otra cosa mientras se vulneran nuestros derechos si sería una pérdida de tiempo. Por eso hay que recordar el mensaje de fuerza, fuerza y fe.

  4. Luis Miguel Piña

    Nunca es tiempo perdido tomar la defensa de nuestros derechos como prioridad. Los derechos establecidos por ley son los principios inviolables de toda Nación que representa el respeto, la justicia, educación y seguridad de goce ante todo ciudadano, cuando estos son violados, por mas silenciosa que sea la voz de protesta, siempre cuenta, y tarde o temprano esa voz va a ser aquella que representara a las mayorías y a esas masas que aclaman cambios.

    “Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos e insistan en ellos. Nútranlos y enriquézcanlos… Son lo mejor de nosotros. Denles vida.”

    Kofi Annan.

  5. Maria Luz Morales

    Hoy en Venezuela nos quieren hacer pensar que nuestros derechos pueden ser pisoteados, confiscados, que no tenemos dignidad, sin ningún tipo de libertades, nos quieren rodilla en tierra.
    Las protestas no son tiempo perdido, porque hasta ellas representan un derecho ciudadano. Debemos protestar sin tener miedo a perder, puesto que lo que está e juego es la libertad. Nuestra Constitución en el art. 2 señala todos los derechos que tenemos y una cúpula delincuente nos los quieren secuestrar cada día.
    Como venezolanos tenemos el deber de luchar para recuperar todos nuestros derechos a plenitud, sin mendigar, con dignidad, que nadie apague nuestra voz de lucha para conseguir un estado de derecho, nunca sera tiempo perdido luchar por aquello que merecemos.

  6. Adolfo Villegas

    Protestar es la única forma que quince años de este sistema de gobierno autoritario nos ha dejado para expresar nuestra inconformidad, no contamos con medios de comunicación de gran alcance como la televisión, pocas son las emisoras de radio que aun se atreven a mantener espacios informativos críticos al gobierno y la prensa ya no le queda espacio para la critica abierta. Que no se apague la única ventana que nos queda y para ello debemos hacer de la protesta un recurso que día a día se renueve, que seamos capaces de idear métodos novedosos, que impacten y sumen adeptos para que en el despertar de un muy próximo día hayamos sumado tanto que estemos todos en la calle, pacíficamente pero también contundentemente. Jamas será tiempo perdido

  7. Alexander J Mavarez S

    Bajo ninguna circunstancia puede considerarse la protesta pacifica siempre que sea enmarcada dentro lo establecido en la constitución y las leyes por motivos justos y valederos como perdida de tiempo. Menos aun cuando la misma esta amparada en la constitución donde mas que un derecho, debemos verlo como un deber ciudadano que nos exige al pueblo y sus fuerzas publicas defender la patria de cualquier fuerza nacional o extranjera que atente contra la nación. Además la protesta no debemos verla solo cuando salimos en manifestaciones o acciones de calle, podemos hacer protesta pasiva cuando veamos situaciones irregulares y promovamos el debate con nuestros vecinos, familiares, compañeros de trabajo o incluso en la cola de un banco o cualquier otra cola (cosa tan común actualmente), lo peor que podemos hacer es no hacer o decir nada, así como el desconocimiento de una ley no exime a nadie de que se le aplique y sancione, se puede ser cómplice de un hecho por acción u omisión, y no podemos permitirnos ser cómplices de la situación a la que este “gobierno” nos esta arrastrando por omisión.

    Son muchas las situaciones lamentables que han sucedido a lo largo de estos 15 años como resultados de protestas pacificas, presos, torturas, exilio, y fallecidos y aunque esto no sirva ni siquiera de consuelo, el día que logremos el cambio se hará justicia por los hermanos caídos. Porque como dijo Bolívar en una oportunidad:

    “La libertad es el único objeto digno del sacrificio de la vida de los hombre”.

    Y no se trata de protestar en una pugna de poderes o de clases, se trata de la búsqueda y consagración de los derechos mas básicos a los que debe aspirar cualquier nación, sus “derechos humanos”

  8. Clay Nelson

    La protesta en estos tiempos más que un derecho se ha vuelto una necesidad que permite canalizar la frustración de vivir en dictadura y la eventual recuperación del estado de derecho.

    Hoy en día vemos en Venezuela multiples tipos de protesta. Existen las protestas creativas, murales con mensajes de reflexión, pupitrazos, pancartazos, marchas, concentraciones, asambleas, activistas con cabezas “peladas a coco”, cierre de calles con palos y piedras, hemos visto eventos violentos donde se enfrentan civiles y militares y hasta la forma más pasiva-agresiva de protesta, la huelga de hambre. Algo me dice que Venezuela no es un país democrático, hay demasiada gente protestando y el gobierno parece no prestarles atención. Se hacen los sordos, es como si no pasara nada, entiendo que ellos no sufren la inseguridad, los apagones, la falta de agua, las malas vías de circulación , el pésimo sistema de transporte público, la falta de insumos y camas disponibles en hospitales, el desabastecimiento, la falta de alimentos, el alto costo de la vida, la falta de repuestos y ya pare usted de contar porque la lista continuaría hasta el infinito y más allá.

    Para mi en la constancia y la mejora continua de los métodos se encuentra el éxito de la protesta y por supuesto JAMAS caer en el terreno de la violencia y la confrontación porque en ese campo la dictadura está bien preparada, tiene experiencia, entrenamiento mucha disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *